Área Clientes
Suscríbete a nuestro newsletter

Recibirás información actualizada sobre nuestra empresa y nuestros productos de iluminación Led.



* No nos gusta el spam. Tus datos nunca serán cedidos bajo ninguna circunstancia. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.


Suscríbete a nuestro newsletter
No volver a mostrar

Ventajas de utilizar una iluminación con tecnología led

La evolución de la tecnología led ha permitido mejorar sus costos y aumentar sus aplicaciones, por lo que está al alcance del público en general.

Alta eficiencia (rendimiento) en iluminación

Alta eficiencia (rendimiento) en iluminación

Las lámparas de led consumen aproximadamente un 80% menos energía eléctrica que un foco común. El flujo de la luz en las lámparas LED permite dirigirla al área que se desee sin perder energía en haces de luz que van en otras direcciones (como es el caso de los focos comunes) así se incrementa la uniformidad lumínica y se reduce la pérdida de iluminación entre fuentes de luz.

Con las lámparas de leds se ha conseguido una mayor eficiencia lumínica, llegando a tener hasta 150 lúmenes por watt en las lámparas de alta eficiencia y de 80 lúmenes por watt en las comunes. Con esto se optimiza el uso de la luz emitida y se reduce el consumo de energía y la contaminación. En consecuencia, las lámparas LED tienen un mayor rendimiento luminoso útil (en porcentaje de lúmenes por watt).

Bajo consumo energético (Ahorro de energía)

Bajo consumo energético (Ahorro de energía)

Las lámparas LED son altamente eficientes y nos pueden generar ahorros de hasta un 90% respecto a las lámparas de incadescencia. Por tanto, va a comportar un rápido retorno de la inversión.

Vida útil de hasta 50,000 horas

Vida útil de hasta 50,000 horas

Las lámparas con Leds tienen una vida útil de hasta 50,000 horas al igual que los drivers que se utilizan para poderlas conectar a la corriente alterna. Esto es debido a que los Leds no contienen partes mecánicas ni filamentos. Los Leds en si no dejan de funcionar; sólo se va reduciendo su capacidad lumínica y es por eso que tienen que ser reemplazados en un lapso de 30.000 a 50.000 horas dependiendo del caso.

Alta calidad en la luz

Alta calidad en la luz

El índice de rendimiento cromático (CRI) es una medida de la calidad de la luz y en la tecnología led se suele tener un CRI <90, contra un CRI de los focos comunes de 44, lo cual nos da como resultado colores más puros, nítidos, vivos y profundos. Las lámparas LED vienen en una amplia versatilidad de colores que no necesitan de filtros para que se puedan apreciar.

Bajo o casi nulo coste mantenimiento

Bajo o casi nulo coste mantenimiento

Gracias a su vida útil de hasta 50,000 horas, las lámparas de LED evitan que se tengan interrupciones de luz o iluminación y evitan que se tengan que estar reemplazando constantemente, por lo que ofrecen un excelente ahorro en cuestiones de mantenimiento.

Protección del medio ambiente y la salud

Protección del medio ambiente y la salud

La luz producida a través de la tecnología led no emite rayos ultravioleta ni rayos infrarrojos, lo que ayuda a evitar riesgos de salud. Las lámparas con led producen una pérdida mínima por calor y ahorran energía, lo que ayuda enormemente a la protección del medio ambiente y a reducir las emisiones de CO2.

Además, los focos de leds son reciclables y no contaminan el medio ambiente.